minh

 

http://www.redbetances.com/

 

Descarga tu ejemplar

 

piensalo

 

http://www.claridadpuertorico.com/

 

cev

 

 

Reflexiones de Fidel

 

http://forodesaopaulo.org/

portal-alba

Estamos en los canales

Bibiioteca MINH

Videos MINH

Facebook MINH

Ustream

Visitas:
Energía eléctrica en Puerto Rico: reto social, no tecnológico PDF Imprimir Correo
Escrito por Cándida Cotto   
Sábado, 02 de Diciembre de 2017 23:17

pr.foto.por.luis.lopez.minh

Recientemente, la Facultad de Derecho de la Universidad de Puerto Rico fue sede del foro “El sistema eléctrico que Puerto Rico necesita: diagnóstico y perspectivas”, organizado por el legislador independentista Dennis Márquez. El foro estuvo constituido por cuatro catedráticos del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), ingenieros eléctricos todos: Efraín O’Neill Carrillo, Lionel Orama Exclusa, Agustín Irizarry Rivera y Gerson Beauchamp.



Según explicaba Beauchamp durante su intervención, tras el paso del huracán María, han quedado en evidencia los porqués del fallo del sistema de energía de Puerto Rico y del lento restablecimiento del mismo a nivel isla. Particularmente, el doctor mencionó la falta de preparación previa por parte de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) en términos del abastecimiento de materiales y del almacenamiento de éstos como medida de seguridad.

Hace unos días, un ingeniero puertorriqueño integrante de una de las compañías estadounidenses subcontratadas por Whitefish para restablecer el servicio de energía eléctrica reveló públicamente que la brigada con la cual trabaja perdió el tiempo en Puerto Rico, puesto que no hay materiales para arreglar las monumentales averías que padece la Isla. Dijo, además, que a pesar de no tener materiales para laborar durante el tiempo que estuvo contratada, la brigada continuaba cobrando por hora: “lo lamentable es que bajo el contrato en que nosotros vinimos, ellos tenían que pagarnos a nosotros 16 horas diarias de trabajo, trabajáramos o no”.

Más allá de la preparación de la AEE y de que no exista la politiquería que corroe las gestiones públicas, Puerto Rico necesita una visión energética diferente, que se transforme el sistema de energía eléctrica. Este foro sirvió para presentar (recordar) algunas propuestas que se han estado trabajando desde el RUM hace décadas y que han contado con la colaboración multisectorial.

Se mencionó, por ejemplo, lograr utilizar más el recurso solar que tenemos de forma distribuida, no centralizada, modelo que falló con el huracán. “En Puerto Rico no fallaron las plantas de generación. Aquí hay capacidad de generación suficiente para satisfacer nuestra demanda casi al doble de hoy día. Lo que falló fue el modelo centralizado donde se genera electricidad en lugares impactados social y ambientalmente desproporcionados en relación con otros lugares del país”, expresó O’Neill Carrillo.

Aclaró el ingeniero que antes de hacer la transición hacia otro modelo de generación de energía, es necesario que se tenga en cuenta el recurso de la conservación o “de hacer un uso razonable y eficiente de la energía”. Entonces, la transición tiene que venir acompañada de un entrenamiento social y de un cambio de consciencia en cuanto a los patrones de uso de la electricidad.

“El reto de la energía eléctrica en Puerto Rico no es uno tecnológico, sino social. Hasta que no nos pongamos de acuerdo de hacia dónde queremos dirigir a Puerto Rico y de cuál es el rol de nuestra infraestructura eléctrica, no vamos a ir a ningún lado. Esto no tiene que ver con ideologías ni partidos, porque independientemente de lo que usted crea, necesitamos un sistema fuerte que nos provea unos servicios energéticos para hacer que nuestro país eche hacia adelante”, continúo O’Neill Carrillo.

El catedrático fue enfático en que no se trata solamente de llevar energía solar a las comunidades, sino de generar una conciencia social, ambiental y energética en esos sectores. El doctor Lionel Orama Exclusa coincidió en el planteamiento de la energía como un proceso “socio-técnico, aunque es más social que técnico”. “Si nosotros logramos el 25 por ciento de reducción utilizando eficiencia energética y conservación eso equivale a 25 por ciento que no hay que generar, lo que es igual a una planta menos”, dijo. Para esto, reiteró, es necesario que se promocione entre la ciudadanía la conservación como un recurso energético.

Orama explicó que existen muchas alternativas para cambiar el modelo actual de generación de energía en Puerto Rico, sin embargo no se pueden poner parchos para tratar de solucionar los problemas del sistema. Según él, la transición requiere que un sector amplio del país esté enfocado en un propósito común. “Si yo estoy poniendo curitas tengo que pensar para qué son. En realidad tenemos que ver la herida completa, ver cómo utilizamos otras maneras de resolver mientras vamos curando esa herida y asegurándonos de que cicatrice bien”, comentó.

“La gobernanza actual no funciona porque no provee para la colaboración ni para la deliberación de las soluciones a los problemas. Ese es un problema social que no tiene nada que ver con los paneles fotovoltaicos, los inversores o las plantas de generación”, concluyó.

Por su parte, el ingeniero Agustín Irizarry Rivera habló en su intervención sobre las realidades del cambio climático mundial y las repercusiones que tiene en Puerto Rico. “Esto de María ocurría cada 80 años, pero ahora no va a ser cada 80 años. Así que usted abrázese para resistir de nuevo algo como este huracán. La pregunta es si usted quiere que este perro lo siga mordiendo o no. Qué va a hacer usted. Olvídese de lo que va a hacer el Gobierno por usted. Ése ya falló. Qué va a hacer usted mismo por usted”, preguntó abiertamente al público en aras de hacer constar que parte de la solución la tiene la ciudadanía si se plantea el concepto de la racionalidad, de cuánta energía realmente es suficiente para vivir bien.

“Ese concepto no se maneja en Puerto Rico porque aquí se derrocha la electricidad”, acotó.

“En todas partes del planeta se está luchando con los hechos de que hay nuevas manera de producir electricidad, hay menos consumo de este recurso y de que presumir un crecimiento infinito de electricidad es una locura y lleva a un desastre financiero. En Puerto Rico, desafortunadamente, la discusión está centrada en el precio de la electricidad”, continuó denunciando el ingeniero licenciado.

Finalmente, Irizarry Rivera comentó que es necesario que haya “una estructura de negocio que no simplemente venda energía, sino que nos dé los servicios para que nosotros podamos incorporar la máxima energía distribuida y renovable que podamos”. Según dijo, ésa es la esencia del contenido de una carta que les enviaron recientemente a la Junta de Control Fiscal y a la jueza Taylor Swain los cuatro catedráticos del RUM presentes en el foro. A pesar de esa gestión ciudadana, según dijeron en la actividad, no han recibido respuesta alguna.

(Claridad)

(Foto por Luis López / MINH)

 

Misión PR en Cuba

 

Fundación Juan Mari Brás

 

Otro PR es posible

 

Nuestra Opinión en blanco y negro

Documentos

Solo el administrador



banner minhOficina Central, C 25 NE 339, San Juan, Puerto Rico 00920.
Teléfono (787) 774-8585,
minhpuertorico@minhpuertorico.org